UNIDAD PASTORAL DE MUTILVA
UNIDAD PASTORAL DE MUTILVA

HOMILIA DEL PAPA

El Papa reza por los sin techo, sufrientes escondidos en este tiempo de dolor

En la misa en Santa Marta, Francisco dirige sus pensamientos a los que están pagando las consecuencias de la pandemia del coronavirus, especialmente quienes no tienen casa.

 

FUENTE: VATICAN NEWS

 

La antífona de entrada del jueves de la quinta semana de Cuaresma, que el Papa lee al comienzo de la misa de hoy en Santa Marta, es una invitación a tenerla mirada fija en Jesús, una esperanza que no defrauda: "Cristo es mediador de una Nueva Alianza entre Dios y los hombres, a fin de que, habiendo muerto para redención de los pecados cometidos en la primera Alianza, los que son llamados reciban la herencia eterna que ha sido prometida". (Heb 9,15). Francisco, al introducir la celebración, reza especialmente por los sin techo:

Estos días de dolor y tristeza ponen de manifiesto tantos problemas ocultos.  En el periódico, hoy, hay una foto que golpea el corazón: tantas personas sin hogar en una ciudad tiradas en un estacionamiento, bajo observación... hay tantas personas sin hogar hoy. Pidamos a Santa Teresa de Calcuta que despierte en nosotros un sentido de cercanía a tantas personas que en la sociedad, en la vida normal, viven escondidas pero, como los sin techo, en el momento de la crisis, se destacan de esta manera.

En su homilía, Francisco comenta las lecturas de hoy, tomadas del libro del Génesis (Gn 17, 3-9) y del Evangelio de Juan (Jn 8, 51-59) que tienen como centro la figura de Abraham, la alianza con Dios y el nuevo anuncio de Jesús que viene a "rehacer" la creación perdonando nuestros pecados. Nosotros somos cristianos", dijo, "porque hemos sido elegidos, escogidos y hemos recibido una promesa de fecundidad, a la que debemos responder con fidelidad a la alianza. Nuestros pecados están en contra de estas tres dimensiones: no aceptar la elección adorando ídolos, no esperar en la promesa y olvidar la alianza. Que el camino del cristiano, concluyó, sea aquel de ser consciente de la elección, de la alegría de ir hacia una promesa y de la fidelidad en el cumplir la alianza

A continuación, el texto de la homilía según una transcripción nuestra:

El Señor siempre ha recordado su alianza. Lo repetimos en el Salmo Responsorial. El Señor no olvida, nunca olvida. Sí, sólo olvida en un caso, cuando perdona los pecados. Después de perdonar pierde la memoria, no recuerda sus pecados. En otros casos Dios no olvida. Su fidelidad es memoria. Su fidelidad a su pueblo. Su fidelidad a Abraham es el recuerdo de las promesas que hizo. Dios eligió a Abraham para hacer un camino. Abraham es un elegido, era un elegido. Dios lo eligió. Luego en esa elección le prometió una herencia y hoy, en el pasaje del Libro del Génesis, hay un paso más. En cuanto a ti, mi alianza es contigo. La alianza. Una alianza que le hace ver a lo lejos su fecundidad: te convertirás en el padre de una multitud de naciones. La elección, la promesa y la alianza son las tres dimensiones de la vida de fe, las tres dimensiones de la vida cristiana.

Cada uno de nosotros es un elegido, nadie elige ser cristiano entre todas las posibilidades que le ofrece el "mercado" religioso. Somos cristianos porque hemos sido elegidos. En esta elección hay una promesa, hay una promesa de esperanza, el signo es la fecundidad: "Abraham serás padre de una multitud de naciones y serás fecundo en la fe". Tu fe florecerá en las obras, en las buenas obras, en las obras de fecundidad también, una fe fecunda. Pero debes - el tercer paso - observar la alianza conmigo". Y la alianza es fidelidad, ser fiel. Hemos sido elegidos, el Señor nos ha dado una promesa, ahora nos pide una alianza. Una alianza de fidelidad.

Jesús dice que Abraham se regocijó pensando, viendo su día, el día de la gran fecundidad, aquel hijo suyo - Jesús era el hijo de Abraham - que vino a rehacer la creación, que es más difícil que hacerla, dice la liturgia - vino a redimir nuestros pecados, a liberarnos.

El cristiano es cristiano no para que pueda hacer ver la fe del bautismo: la fe del bautismo es un papel. Tú eres cristiano si dices que sí a la elección que Dios ha hecho de ti, si vas detrás de las promesas que el Señor te ha hecho y si vives una alianza con el Señor: esta es la vida cristiana. Los pecados del camino están siempre en contra de estas tres dimensiones: no aceptar la elección y nosotros "elegir" tantos ídolos, tantas cosas que no son de Dios. No aceptar la esperanza en la promesa, ir, mirar de lejos las promesas, incluso muchas veces, como dice la Carta a los Hebreos, saludándolas de lejos y hacer que las promesas estén hoy con los pequeños ídolos que nosotros hacemos, y olvidar la alianza, vivir sin alianza, como si estuviéramos sin alianza.

La fecundidad es la alegría, esa alegría de Abraham que vio el día de Jesús y se llenó de alegría. Esta es la revelación que la palabra de Dios nos da hoy sobre nuestra existencia cristiana. Que sea como aquella de nuestro Padre: consciente de ser elegido, gozoso de ir hacia una promesa y fiel en el cumplimento de la alianza.

El Papa terminó la celebración con la adoración y la bendición eucarística, invitando a hacer la comunión espiritual.

He aquí la oración recitada por el Papa:

“Creo, Jesús mío, que estás real y verdaderamente en el cielo y en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo vivamente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno del todo a Ti. Señor, no permitas que jamás me aparte de Ti. Amén”.

Antes de salir de la capilla dedicada al Espíritu Santo, se cantó la antigua antífona mariana Ave Regina Caelorum ("Ave Reina del Cielo"):

“Salve, Reina de los cielos, y Señora de los ángeles; salve, raíz; salve, puerta que dio paso a nuestra luz. Alégrate, virgen gloriosa, entre todas la más bella; salve, oh hermosa doncella, ruega a Cristo por nosotros”.

 

 

ORACION DEL PAPA PARA TOMAR LA COMUNION ESPIRITUAL

Jesús mío, creo que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del altar. Te amo por encima de todas las cosas y te deseo en mi alma. Ya que no puedo recibirte sacramentalmente ahora, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Como ya he venido, te abrazo y todas las cosas se unen a ti. No dejes que nunca me separe de ti.

 

SUSPENDIDAS LAS MISAS

De acuerdo a las medidas decretadas por nuestro Arzobispo, se SUSPENDEN las celebraciones públicas de la EUCARISTIA en la Unidad pastoral de Mutilva, hasta que se levanten las medidas establecidas por el estado de alarma o de emergencia sanitaria.

 

A continuación reporducismos el texto integro del decreto de nuestro Arzobispo;

Mons. Francisco Pérez González

 

Por la gracia de Dios y de la Sede Apostólica

 

Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela

 

Ante las declaraciones de emergencia sanitaria y del estado de alarma decretado por el Gobierno de España, y atendiendo a las instrucciones emanadas de las mismas, es necesario implementar en nuestras diócesis nuevas medidas que vienen a reforzar lo dispuesto ayer. Además, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal publicó ayer, 13 de marzo, unas orientaciones ante la pandemia que estamos viviendo.

 

Es muy importante seguir las indicaciones de los responsables de la salud para evitar el avance acelerado de la enfermedad con las medidas higiénicas y evitando contactos que faciliten el contagio. Estas recomendaciones estarán vigentes hasta que lo determinen las autoridades sanitarias y se pueden resumir en:

 

• Aplicar medidas higiénicas como el lavado de manos frecuente con agua y jabón o con solución hidro alcohólica, taparse al toser con pañuelo desechable inmediatamente o en el pliegue del codo, así como la limpieza de superficies que hubieran podido ser salpicadas con tos o estornudos.

• En cualquier caso, se recomienda evitar lugares concurridos en los que no sea posible mantener la distancia de seguridad interpersonal de, al menos, un metro.

• Se recomienda salir de casa lo menos posible.

 

En estos momentos renovamos nuestra confianza en Dios, que cuida de sus hijos siempre y especialmente en los momentos de dificultad. Con sentido de responsabilidad y colaboración fraterna, decretamos para nuestras diócesis las siguientes medidas:

 

1. Los fieles quedan dispensados del precepto dominical. Pueden seguir las celebraciones litúrgicas desde sus casas a través de los medios de comunicación.

2. Se suspenden las celebraciones públicas de la eucaristía. No obstante, se invita a los sacerdotes a la celebración cotidiana de la eucaristía a hora fija en el templo más amplio que esté disponible y con algunas pocas personas convocadas por la parroquia y que se sentarán manteniendo una distancia prudencial, como indica la nota publicada por la Conferencia Episcopal. Debe encomendarse la situación presente y pedir por los difuntos, por los enfermos y por el personal médico y sanitario que trabaja contra la pandemia. Las campanas no convocarán a la celebración de la eucaristía sino que pueden hacerse sonar en la consagración para comunicar a los fieles que la eucaristía se está celebrando por ellos.

3. La celebración pública de los demás sacramentos (bautismo, confirmación, matrimonio, celebración comunitaria de la reconciliación) debe posponerse en la medida de las posibilidades. Y si fuera imposible posponerlos deberán realizarse con la mínima participación de fieles.

4. La celebración pública de los funerales y exequias queda suspendida. De acuerdo con la familia procúrese en la medida de lo posible posponer su celebración. Si esto no fuera posible por causas objetivas, la celebración del funeral será en privado, con la familia más allegada.

5. Los templos deberían mantenerse abiertos, como signo de esperanza, para la oración personal, según la costumbre de cada lugar, evitando celebraciones comunitarias o celebración de sacramentos.

6. Quedan suspendidas las manifestaciones públicas de devoción, las procesiones y otras celebraciones de piedad popular.

7. Siguiendo las indicaciones de prevención de las autoridades sanitarias, debe atenderse a los enfermos, ancianos, personas solas, aisladas o en situaciones de especial dificultad.

8. No dejemos de acompañarnos los unos a los otros como Pueblo de Dios y ayudemos y colaboremos generosamente en todo lo que fuera necesario suscitando serenidad y esperanza. Dios nos sostiene y alienta para que también sembremos paz y esperanza en los demás.

 

Hagamos nuestra la oración que el Papa Francisco nos invita a rezar en estos momentos:

“Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos con la voluntad del Padre y a hacer lo que nos diga Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas, que estamos en la prueba, y líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita”.

 

Estas disposiciones entran en vigor de modo inmediato hasta que se levanten las medidas establecidas por el estado de alarma o de emergencia sanitaria, y podrán ser modificados en los próximos días o semanas según evolucione la situación.

 

Pamplona, 14 de marzo de 2020

+ Francisco Pérez González

Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela

CARTA DE AGRADECIMIENTO DEL GRUPO DE SOLIDARIDAD

El Grupo de Solidaridad nos traslada la siguiente carta de agradecimiento a todos los que formamos parte de la Unidad Pastoral de Mutilva:

"Una vez reunidos los integrantes del Grupo Solidaridad de las parroquias del Valle, y hechas las últimas cuentas, queremos comunicar que hemos realizado la transferencia de 5.800 euros a las Hermanas Terciarias Capuchinas en su Delegación de África.

Gracias a vuestras generosas aportaciones, será posible cubrir los gastos de los 3 proyectos que Miguel Angel Cabodevilla nos presentó en nombre de las Hermanas (recordamos)

  • “Por una buena atención a los enfermos”. Equipamiento del Centro de Salud Ntra. Sra. de África en Benín por valor de 2.040 euros
  • “Pan nuestro de cada día “.Proyecto de alimentos para ancianos en Benín por valor de 1.700 euros
  • Placas solares para bombas de agua que abastecen al centro niñas y jóvenes con discapacidad en Tanzania por valor de 2.040 euros

Muchas gracias por todo vuestro apoyo y colaboración"

CALENDARIO DE MISAS EN LABIANO Y TAJONAR

RETIROS DE EMAUS

A finales del 2016 se pusieron en marcha en nuestra diócesis, organizados por la Parroquia de San Fermín de Pamplona, los Retiros de Emaús.


Los Retiros de Emaús están basados en el pasaje bíblico del evangelio según San Lucas, capítulo 24, versículos 13-35, donde dos discípulos volvían a un pueblo llamado Emaús. Por el camino van hablando de todo lo que había pasado en Jerusalén. Mientras hablaban, Jesús mismo se acercó y comenzó a caminar con ellos, pero no le conocieron. Al caer la noche Jesúshizo como que continuaba su camino, pero ellos le invitaron a quedarse, cuando ya estabansentados en la mesa, tomó en sus manos el pan, y habiendo dado gracias a Dios, lo partió y se los dio. En ese momento se les abrieron los ojos y reconocieron a Jesús Resucitado.

 

Se trata de un paralelismo con nuestra vida, Jesús camina a nuestro lado, pero en muchas ocasiones no lo vemos. Esta es la clave de lostres días que dura el retiro, recordar, descubrir o iniciar la experiencia de tener a Cristo presente en nuestras vidas, porque está dirigido a todo tipo de personas, alejadas de la iglesia o dentro de ella, que forman parte de un grupo religioso o no. Esta es una experiencia que cambiará su vida para siempre.

 

Para los que tienen una fe viva supone una reafirmación de sus creencias y un vuelco en su vida espiritual.

 

Todos somos llamados a tener una cita personal e íntima con el Amor de Dios. 

Algunas propuestas para que las celebraciones Eucarísticas en nuestra Unidad Pastoral sean más provechosas para todos

Hay ocasiones en los que involuntariamente nuestro comportamiento puede distraer a los fieles que comparten la celebración de la Eucaristía con nosotros.

 

Os proponemos algunos consejos para mejorar la calidad de nuestras celebraciones:

 

Lleguemos con puntualidad, a ser posible, unos pocos minutos antes.

Llegar a la iglesia temprano permite orar y prepararse mejor para la Misa y no molestamos al resto de personas entrando a la iglesia una vez comenzada la Misa.

 

Si nos es posible, leamos el evangelio en casa antes de acudir a la Iglesia.

Esto nos ayudará a reflexionar mejor sobre la Palabra de Jesús.

 

Tratemos de respetar el silencio mientras estemos en la Iglesia.

Una vez que entremos a la iglesia, respetemos el silencio. Si tienes que comentar algo importante, hazlo de la forma más silenciosa y breve posible. Recuerda que tu conversación podría estar perturbando a alguien que está concentrado en su oración.

 

Llevemos a los niños a la parte posterior para calmarlos si nos parece conveniente.

Todos los padres sabemos que a veces los niños pueden tener un mal día. Debemos llevar a los niños a Misa desde que son pequeños, pero debemos ser “cuidadosos” con las distracciones que puedan generar a los demás, y si lo estimamos necesario, sentémonos en los espacios habilitados para lo más pequeños. No hay ninguna razón para que nos debamos sentir incomodos por tener que calmar a nuestros hijos en la parte posterior de la Iglesia. Recordemos lo que dijo Jesús: "Dejen que los niños se acerquen a mí". Así que llevémoslos a Misa, pero tratemos que se mantenga el ambiente de silencio.

 

Despidámonos tranquilamente.

Os animamos a saludar a los demás, pero hagámoslo una vez que estemos fuera de la iglesia para que no molestemos a otras personas que desean permanecer orando.

 

Recordemos que cada Misa tiene un valor infinito, ya que allí se ofrece al mismo Jesucristo, el Hijo del Dios vivo, y debemos tratar de vivirla aprovechándola al máximo posible.

El Tweet del Papa

"¿Qué quiere decir “corazón puro”? El corazón purificado es el resultado de un proceso que implica liberación y renuncia. El puro de corazón no nace así, sino que ha vivido una simplificación interior aprendiendo a rechazar el mal dentro de sí."

HOMILIA DEL PAPA

En este tiempo que nos toca vivir, sin misas en la parroquia, para que nos ayude a hacer oración, reproduciremos en la web un resumen de la homilía del Papa.

SANTOS DE CARNE

parroquiademutilva.es nos acerca una recomendación literaria: SANTOS DE CARNE, de José Pedro Manglano.

 

Tras SANTOS DE COPAS, en SANTOS DE CARNE el autor nos insiste en una imagen del Cristianismo, como una religión que nos lleva a una actitud ante la vida que huye del pesimismo deshumanizado y triste de algunas personas, que consideran que la vida crisriana se debe pasar con una negación permanente de todos los placeres.

GRUPO DE LIMPIEZA DE LA PARROQUIA

El Grupo de limpieza se encarga de organizar y realizar las limpiezas de las parroquias, y necesita voluntarios.

 

Si tienes interés en incorporarte al Grupo, entrega tus datos en el despacho parroquial y la persona responsable del grupo se pondrá en contacto contigo.

ADORACION EUCARISTICA PERPETUA

Desde el año 2008, Pamplona cuenta con un lugar para la Adoración Eucarística Perpetua. 2.000 adoradores han acompañado desde entonces a Cristo en la capilla ubicada en la calle de San Ignacio.

 

Para apuntarse como adorador, hay que relllenar y echar en el buzón un formulario de inscripción que a tal fin hay en la capilla.

Recogida de ropa

Desde el grupo  solidario de las parroquias del Valle de Aranguren nos informan que, por motivos de falta de personas y acumulación de tareas, se ven obligados a suspender la recogida de ropa.

 

Nos agradecen que tengamos en cuenta que no se puede llevar ropa a las parroquias de San Pedro y San Saturnino, ya que el ropero ha dejado de funcionar.

 

Muchas gracias por vuestra colaboración.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© parroquia de mutilva